¡Nos hemos transformado!

De empresa familiar a familia empresarial

A veces preguntamos a los colegas más antiguos: "¿Cómo era antes todo?" La respuesta siempre suele ser la misma: "Entonces era como una familia."

Siguiente pregunta: "¿Y qué ha cambiado?" Entonces suele producirse una pausa. Y a continuación la respuesta: "En realidad, nada. Ahora somos una gran familia."

Ello no es casualidad, sino la consecuencia de una filosofía clara. Nuestro jefe y fundador asegura: "Con las personas ocurre lo mismo que con las herramientas de un grabador." Adquiere las mejores y trátalas bien. Entonces te durarán toda la vida."

Y por ello, no disponemos de una "plantilla", sino de un equipo. Y además, uno magnífico. Una familia que se apoya mutuamente, consolidando su liderazgo durante décadas.