¡Bienvenido al país de los inventores!

A los suabios se nos suele llamar 'ingeniadores'. Eso nos gusta. Ya que el término implica reconocimiento por creatividad inteligente. Y también nuestra dedicación. Dedicación por la buena técnica. Por sistemas estables. Por la estética del funcionamiento:

Para que funcione. Para que dure. Para que merezca la pena.

No necesitamos más "filosofía" que ésta.